El Live-streaming

El Live-streaming no es un concepto nuevo, pero lo que sí es nuevo es la disponibilidad de la tecnología que lo hace mucho más accesible a todos. Las nuevas cámaras y dispositivos han reducido significativamente la inversión necesaria para realizar un directo: y las redes sociales y los teléfonos móviles ofrecen una audiencia potencial que quiere ver y vivir experiencias en el mismo momento que está pasando.

 

Los directos son el actual campo de batalla de las redes sociales: primero fue Twitter con Periscope, luego Facebook Live, y finalmente Tumblr, SNAPCHAT, Instagram con Stories o YouTube con Mobile Live Streaming. Todo el mundo consume directos y los comparte con sus contactos, y los departamentos de marketing y las agencias de publicidad aprovechan esta tendencia para crear eventos en directo desde donde emitir historias y mensajes relacionados con sus productos y servicios, buscando la interacción con el audiencia y ganando nuevos seguidores con un contenido innovador, fresco y directo.

 

Si tienes un restaurante, una heladería o una bodega de vinos, una buena manera de acercarse a tu cliente es mostrándole en directo como se hace tu producto, las materias primas que utilizas y los diferentes pasos de la creación. Si eres un profesional o una empresa de servicios, puedes hacer un directo para explicar qué ofreces a tu cliente, mostrar tus instalaciones, y destacar tu experiencia con recomendaciones y consejos de tu sector profesional.

 

Pero un directo puede ser aterrador. Las emisiones en directo también tienen muchos peligros para las empresas: la cámara se puede mover, un micrófono puede dejar de funcionar, y también puede cortarse la conexión a internet. Para ello hay que asegurarse antes de hacer un directo:

– Tener una buena conexión a Internet para evitar que se corte el directo.

– Comprobar todos los aspectos relacionados con el sonido y el emplazamiento para evitar ruidos durante la transmisión y planificar correctamente la iluminación.

– Hacer una planificación del directo, con un guión de las intervenciones, diálogos y preguntas.

– Planificar una buena difusión en las redes sociales con páginas que tengan un número de seguidores que garanticen un audiencia que haga rentable la inversión del directo.

El vídeo en directo a través de las redes sociales no parará de crecer próximos años, no es una moda pasajera, sino una necesidad para quien no quiera quedarse atrás en este cambiante mundo del marketing tal y como aconseja un consultor seo.