Arquitectura web

La Arquitectura de la información, como ocurre en la arquitectura tradicional, busca la mejor manera de colocar todos los elementos en un edificio, según el uso que se le debe dar. En tu proyecto digital es igualmente importante estructurar de manera que el usuario haga lo que deseamos.
Este concepto está ampliamente desarrollado en el libro “Information Arquitecture for the World Wide Web” escrito por Louis Rosenfeld y Peter Morville, dos consultores especialistas en el diseño y gestión de páginas webs de gran tamaño.

En la Wikipedia lo definen como que La Arquitectura de la información (AI) se centra en organizar, estructurar y etiquetar contenidos de forma efectiva y sostenible.

conceptos principales
De hecho ellos consideran que es un concepto tan complejo que no se puede definir de una sola manera y lo dividen en 4 apartados:

La combinación de la organización, etiquetado y los esquemas de navegación de los sistemas de información.
El diseño estructural de la información para facilitar la realización de tareas y el acceso intuitivo a los contenidos.
El arte y la ciencia de estructurar y clasificar los sitios web e intranets para ayudar a las personas a encontrar y gestionar la información.
Una disciplina emergente y una comunidad de prácticas centrada en llevar los principios del diseño y la arquitectura en el entorno digital.
La relación entre AI y UX (Experiencia del usuario)
La Arquitectura de la información engloba en un concepto mucho más amplio que es el de la experiencia del usuario, donde intervienen otras disciplinas como el diseño gráfico, la usabilidad, la accesibilidad, la estética y el diseño de interacción.

Como dice Jesse James Garret arquitecta de la información y una de las 50 personas más influyentes en la web, “la única manera de conseguir una experiencia de usuario satisfactoria es tener el usuario como centro de todo el proceso de conceptualización del producto o servicio ”

El hecho de que el usuario tenga una mala experiencia puede provocar una frustración por parte del usuario y que nuestro sitio web:

pierda ventas en un e-commerce.
que nuestro potencial cliente no nos pida información o solicite un servicio a través del formulario de contacto.
que no se suscriba a nuestra newsletter.
En cambio, si nuestro sitio web contiene todos los requisitos que hagan que nuestra información esté bien estructurada, que tenga un diseño agradable con una estética adecuada a nuestro sector, y que sea fácil de navegar, provocará una buena experiencia para par del usuario y se traducirá en:

un aumento del tiempo de navegación.
aumento de la fidelización.
mejora de la imagen de marca.
y un mejor porcentaje de conversión.
Para saber si nuestro web está bien diseñado y la información es de utilidad para nuestros visitantes, disponemos de herramientas como Google Analytics, que nos permite analizar un montón de datos sobre el comportamiento y la interacción de los usuarios en nuestra web.

agencia seo en barcelona